El Doctor que busca la armonía natural

Entrevista a Dr. Manuel Sánchez Fernández

María Ángeles Rabadán.

– ¿Cuál es su opinión sobre la medicina y cirugía estética actual?

Dr. Manuel Sánchez.

– Me parece una disciplina apasionante, ofrece una solución a los signos del envejecimiento y si buscamos resultados naturales y adecuados a la realidad sin exageraciones, aporta felicidad a la persona que lo recibe y gran satisfacción al profesional. Trabajamos generalmente sobre pacientes sanos movidos por el interés de encontrarse mejor. Creo que debemos ser muy conservadores tanto los médicos como los pacientes y buscar resultados sutiles.

M.A.R.

– ¿ Cuáles son los tratamientos que más le gustan?

Dr. Sánchez.

– Siempre me he centrado en el rejuvenecimiento facial sin necesidad casi de entrar en un quirófano, mediante técnicas ambulatorias de no más de una hora y con anestesia local. Aparecen mínimas complicaciones como pequeños hematomas y algo de inflamación, que remiten en pocos días. Destacaría la técnica de la rinomodelación que con frío local como analgésico y mediante ácido hialurónico conseguimos sorprendentes resultados que evitan en numerosos casos entrar en quirófano para cambiar la forma de la nariz. Una sesión puede durar veinte minutos y el paciente sale de la consulta con el resultado inmediato, sin férula, sin hematoma y pudiéndose incorporar a la vida normal inmediatamente. Ni mucho menos hay que repetir en la vida el tratamiento más de tres o cuatro veces.

M.A.R.

– ¿Cuál es la edad para comenzar a tratarse?

Dr. Sánchez.

– Si el objetivo es ir amortiguando los factores que producen el envejecimiento, para evitar con los años tener que realizar más tratamientos, lo ideal es comenzar en la década de los treinta. Está justificado comenzar antes si, existe algún rasgo estético que queramos cambiar como por ejemplo la nariz, un mentón que queramos proyectar o armonizaciones de volúmenes en tercio medio facial o arco mandibular.

M.A.R.

– ¿Que técnica le demandan más ?

Dr. Sánchez.

– Con la edad existen dos aspectos del envejecimiento que aparecen y por lo tanto debemos resolver. Uno es la caída de las estructuras que, denominamos ptosis. En mi opinión existe una técnica sencilla, rápida y mínimamente invasiva que consiste en un retensado de cara y cuello mediante suturas reabsorbibles. El segundo es la pérdida de calidad de los tejidos: deshidratación, pérdida de ácido hialurónico, pérdida de brillo, pérdida de tono y grosor. El ácido hialurónico que es un componente natural de la piel, si se infiltra mejora la calidad del tejido.

M.A.R.

– Vd. le da mucha importancia a la alimentación…

Dr. Sánchez.

– Sí, somos lo que comemos. Y no siempre comemos lo más sano. Estamos invadidos por productos industrializados ricos en harinas y grasas trans, carnes de animales hormonados y con dietas de engorde poco saludables, los suelos de los campos están pobres de oligoelementos, se utilizan muchos productos pesticidas insalubres y semillas modificadas genéticamente. Además premiamos a nuestros hijos, paradójicamente, con dietas curiosamente industriales como restaurantes de comida rápida o productos empaquetados.

Siempre me he centrado en el rejuvenecimiento facial sin necesidad casi de entrar en un quirófano, mediante técnicas ambulatorias de no más de una hora y con anestesia local.

MAR.

– ¿ Es peligroso tener implantes en el cuerpo?

Dr. Sánchez.

– Debemos diferenciar dos conceptos. Uno es el implante quirúrgico como es la prótesis de mama, u otras prótesis para zonas faciales como mentón o pómulos. Normalmente de larga duración y diseñados para que el cuerpo no los pueda digerir. Tienen la ventaja que se retiran fácilmente mediante una sencilla intervención. Salvo excepciones tienen gran seguridad en su diseño para que no produzcan contaminación o rechazo y siempre están expuestos a que el encapsulamiento natural que producen pueda molestar o alterar la estética.

También pueden migrar o movilizarse con el tiempo. El otro tipo de implantes son las sustancias que se inyectan y se integran en el tejido siendo más difícil retirarlos. Son ideales cuando el volumen que queremos proporcionar es más pequeño.

Debemos distinguir los que son de sustancias naturales o reabsorbibles y los que son permanentes. Considero que estos últimos no deben ser administrados porque ante un problema su retirada es casi imposible, solo quirúrgica y si producen reacciones inflamatorias tienen un tratamiento más complicado. Sin embargo, las sustancias reabsorbibles son buenos aliados como inductores del metabolismo celular, no suelen producir rechazo ni inflamaciones a largo plazo. Y nos parecen magnícas sustancias para armonizar volúmenes y mejorar el estado de los tejidos produciendo rejuvenecimiento.

CLÍNICA del Dr. Manuel Sánchez Fernández La Clínica del Dr. Sánchez Fernández consta de dos centros, uno en Sevilla y otro en Marbella. En ambos centros se trabaja la Medicina y Cirugía Estética. Retensado cervicofacial Esculpe el rostro sin aumentar el volumen para no deformar ni crear caras sin expresión. El objetivo de esta técnica está en conseguir recolocar los tejidos que sufren caída por el paso del tiempo. Se actúa en el tercio medio facial y el cuello para tensar la zona de la papada.

A través de una mínima incisión de un centímetro se introducen unas suturas reabsorbibles con un sistema especial de tracción. Al colocarse en un plano poco vascularizado como es la grasa subcutánea suele producir escasos hematomas. Con anestesia local introducimos las suturas y trazamos suavemente para que los tejidos se eleven lo suficiente y quede un gesto natural, difícilmente perceptible pero con una impronta de rejuvenecimiento importante y máxima naturalidad.

Las pequeñas cicatrices que deja quedan dentro de la zona protegida por el pelo y no se ven. Aunque son suturas reabsorbibles dejan tras su metabolización un tracto broso que continúa ejerciendo tracción. Por eso el efecto tensor va más allá en el tiempo que la duración de las suturas. Además estas suturas tienen la ventaja frente a otras existentes que no se parten por el diseño de las mismas. El efecto paralelo de este tratamiento es la mejoría de los surcos nasogenianos y comisuras de la boca, y, por supuesto, de la elevación de pómulos.

Toxina botulínica

Relaja el músculo y, las arrugas de expresión disminuyen, en función de la dosis de toxina botulínica que se inyecte. Se puede realizar en cinco zonas:

1. Glabela

2. Frontal

3. Periocular

4. Cuello

5. Hiperhidrosis

 

Aplicación de toxina botulínica en zona glabelar, o también zona del entrecejo.

El objetivo es quitar gesto de agresividad y las arrugas verticales que aparecen entre las cejas. Normalmente se aplica en tres puntos para relajar los músculos que producen este gesto. Una vez conseguido el efecto, se estira la piel de la zona pero es aconsejable que permanezca acción muscular para que el gesto sea natural. Que, el efecto sea para relajar el gesto involuntario, ese que muchas personas tienen sin darse cuenta. La toxina botulínica es compatible con ácido hialurónico por si la arruga es muy profunda y necesitara rellenarla. El efecto dura de cuatro a seis meses por lo que habrá que repetirlo dos veces al año si se quiere mantener la expresión. Si no se pone más toxina en un futuro no ocurre nada. Lo bueno es que hemos estado unos seis meses sin fabricar arrugas.

El envejecimiento cutáneo origina una serie de alteraciones en la piel como hiperpigmentación, pérdida de turgencia y elasticidad de la piel.

A partir de los 25 años y dependiendo de como disminuya la actividad de los broblastos de la piel, irán apareciendo los primeros signos de envejecimiento.

La toxina botulínica es la técnica estética más utilizada en todo el mundo. La rapidez del tratamiento, su seguridad y los buenos resultados ha hecho que esta técnica, en un principio reservada para personas de alto nivel económico se haya convertido en un tratamiento antienvejecimiento que realizan personas de todas las clases sociales.

Técnicas de Rejuvenecimiento

Las personas han perseguido desde siempre conseguir no envejecer o hacerlo de una manera lenta y manteniendo todas las facultades f ísicas y mentales. En la actualidad, nuestros conocimientos y la adecuada utilización de técnicas varias experimentadas, nos permite reducir sensiblemente los efectos que el envejecimiento tiene sobre nuestra piel. Es el único tratamiento estético no quirúrgico con un resultado excelente en el cuello. El tratamiento está indicado para hombres y mujeres. Se realiza de forma ambulatoria y no presenta contraindicaciones.

 

2017-01-31T14:27:46+00:00