La estética del alma

En un post anterior hablábamos de estética a nivel celular. Hoy, continuamos con la línea de la estética y la belleza en distintos niveles o dimensiones, en esta ocasión, desde el alma.

Estética del alma_Metodo_Rail

La consecuencia es compartir estados de felicidad máxima, expresados con una sonrisa, un fuerte abrazo y un “gracias” desde lo más profundo. Al final, el ADN, nuestro material genético, donde se escriben nuestras emociones, codifica la expresión de proteínas felices, antídoto para enfermedades y padecimientos.

“Si la belleza es la cualidad capaz de provocar algún tipo de placer
sensorial, intelectual o espiritual, es belleza lo que me inspiró la primera
vez que acudí a la consulta del Dr. Sánchez; todo un universo de
manifestaciones sensoriales me reciben y acogen cada vez que cruzo el
umbral de la puerta de su consulta.
La sensibilidad y profesionalidad son los grandes aliados de este
ARTESANO DE LA BELLEZA, que conjuga, con gran maestría, la unión
cuerpo-emoción- mente-ser, en cada uno de sus tratamientos.
Esta capacidad de hacer arte con sus manos la he experimentado en cada
visita, en cada encuentro, donde el “¿qué puedo hacer por ti?”, que la
paciente escucha y sus sabios consejos son un bálsamo de confianza.
Recientemente, me he vuelto a poner en sus manos, para someterme a un
tratamiento destinado a la corrección de bolsas oculares mediante la
infiltración de ácido hialurónico, con objeto de mejorar el aspecto de mis
párpados inferiores. Los resultados han sido sorprendentes,
absolutamente espectaculares, experimentando de forma inmediata la
asombrosa transformación. Vuelvo a tener una mirada joven, viva y
descansada.
Recuerdo mi reacción cuando el doctor me acercó el espejo, al ver asomar
el reflejo de mis ojos sobre él, emocionados y hasta incrédulos, mientras
sonaban en mi cabeza los últimos versos de la canción de Aute:
“…Ese viaje hacia la nada,
Que consiste en la certeza
De encontrar en tu mirada
La belleza…”

Es curioso, como la vida, va tejiendo con hilos invisibles toda una red de
conexiones que nos acercan a seres extraordinarios. Sólo me nacen
palabras de agradecimiento. Dhamyavad.”
Eva Hernández

2018-01-22T18:46:36+00:00