El METODO 2017-05-05T17:18:33+00:00

La palabra Método proviene del término griego “methodos”, que significa “camino o vía” referido al medio utilizado para llegar a un fin.

Hablar de Método es hacerlo de orden, de sistema, de la aplicación de un conjunto de técnicas sinérgicas para conseguir el rejuvenecimiento y armonización de cara y cuello.

METODO RAIL es aplicable a cualquier persona independientemente de si es hombre o mujer o si es joven o senior. Para unos se aplicará para la mejora de las proporciones en la búsqueda de la “proporción áurea” y para otros buscando mejorar la calidad de la piel y revertir los signos de envejecimiento.

¡Nos encanta esta técnica! porque en escasos minutos podemos conseguir la nariz deseada, más lineal y aspecto más fino.

Este tratamiento, consiste en aplicar frío local en la nariz con efecto analgésico, antiinflamatorio y vasoconstrictor, tomamos medidas y mediante infiltración de ácido hialurónico, que es una sustancia natural presente en la piel, por lo tanto, evitamos rechazo, alergias e inflamaciones secundarias al producto.

Elegimos un ácido hialurónico reticulado con una partícula de un tamaño suficiente para que su reabsorción sea muy lenta y tenga una gran acción inductora de colágeno, eso quiere decir, que el efecto es muy duradero y que el paciente en cada sesión va generando su propia matriz intercelular.

Tanto es así que si tomáramos una muestra entre los seis meses y el año de realizar la sesión, lo que encontramos sería colágeno fabricado por el propio paciente.

Con nuestra técnica los pacientes suelen repetir la sesión entre 4 o 5 veces en toda su vida. Normalmente la segunda sesión se suele programar al año y medio de la primera, y el doctor durante los 6 primeros meses realiza retoques sin cargo si fuese necesario.

No necesita férula post-tratamiento y además, no hay puntos de suturas, escasa inflamación, ausencia de hematomas, dolor, cicatrices indeseables, pérdidas de olfato, infecciones, anestesia general, y con un precio asequible.

¿Qué podemos conseguir con una Rinomodelación?

Primero, apariencia más pequeña de la misma. Puede parecer una paradoja, que inyectando un producto en la nariz no resulta de mayor tamaño. Sin embargo, el efecto final es más armónico como si fuera la extensión de una tienda de campaña, al fabricar nuevos ángulos hay acortamientos de ciertos tramos de la piel.

Segundo. Corrección del caballete nasal. A diferencia de la cirugía no tocamos la arquitectura osteocartilaginosa, únicamente le hacemos un traje nuevo, conseguimos crear una nueva línea recta con una angulación mucho más correcta.

Tercero: desviaciones laterales. Conseguimos rectificar la nariz en su plano frontal, nos basamos en rehacer los lados de una pirámide.

Llamamos así al tratamiento de devolución de los volúmenes faciales que perdemos por el paso de los años o la delgadez, mediante ácido hialurónico reticulado de grandes partículas. Estas grandes partículas ejercen varias acciones y ventajas, una es mayor duración del tratamiento en el tiempo, otra es la gran proyección de la piel que consigue. Trabajamos en planos muy profundos, supraperióticos que evitan la transparencia del relleno ni que se produzca hipertrofia de la piel superficial ya que se notaría un efecto de piel engrosada no natural.

Consiste en rehacer el arco zigomático, línea sobre la que se sostiene el tercio medio facial. No hacemos un efecto de relleno de pómulos redondeados que nos parece inapropiado.

Mejora también el arco mandibular y conseguimos restablecer la triangulación de la cara, ángulo inferior del triángulo en el mentón y lado horizontal mayor del mismo a la altura de los ojos.

Mediante un peeling superficial con ácido glicólico al 70% hacemos una exfoliación del estrato corneo de la piel, eso mejora la pigmentación retirando algunas manchas en el acto, y estimulamos la generación de nuevas células epiteliales.

Por lo tanto, hay una renovación celular. No producimos descamación visible y el paciente no da muestras de ningún daño. Con una protección solar puede hacer vida normal.

La mesoterapia hace referencia a la técnica que utilizamos para introducir en la piel de cara, cuello, escote y manos de un coctel con vitaminas, ácido hialurónico y oligoelementos. Esto mejora la calidad del órgano porque las células se encuentran en un medio óptimo para vivir.

Los pacientes tras el tratamiento experimentan que la piel tiene más tersura, brillo, luminosidad, mejor respuesta al sol y por lo tanto un bronceado más bonito.

El ácido hialurónico sabemos que atrae agua desde el interior produciendo una verdadera hidratación de la piel cosa que ningún cosmético logra. El agua nunca entra a través de la piel que es impermeable. Nos hincharíamos en el mar después de un baño, no?

Aplicamos frío local en la piel como única analgesia y el paciente no tiene ningún impedimento para seguir realizando su vida normal.

Recomendamos hacer una sesión cada tres meses. Es un magnífico tratamiento de prevención para el cáncer de piel.

Las señoras agradecen durante meses la belleza que transmite la piel y el mejor efecto y duración que ejerce el maquillaje.

El tratamiento princeps para evitar las contracciones involuntarias que hacemos en el tercio superior.  Las tres zonas principales son periocular (alrededor de los ojos), frontal y glabelar (entrecejo).

La toxina botulínica (botox), hace referencia a una marca que nuestros pacientes en el entorno de la medicina privada no pueden encontrar porque es exclusiva de uso intrahospitalario.

Nosotros por lo tanto no utilizamos el término botox sino toxina botulínica que es el nombre del principio inmediato de esta fabulosa proteína de origen bacteriano que es aplicada en todo el cuerpo cuando queremos reducir la contracción exagerada o inoportuna de un músculo.

La experiencia con esta sustancia comenzó en los años 70 del siglo pasado para tratar a niños afectados de estrabismo ocular. A continuación, se vio que las madres de esos niños estrábicos al ser tratadas de la misma patología adicionalmente disminuían sus arrugas perioculares.

Hoy día se tratan más de veinte procesos médicos con esta sustancia utilizando cantidades incluso diez veces superiores a las que utilizamos para estética facial.

Nuestro estilo de tratamiento no permite la paralización de ninguna zona, mantenemos la movilidad de todas las áreas y prevenimos la arruga de expresión porque evitamos la contracción mantenida involuntaria, esa que no nos damos cuenta.

El resultado además de mejorar las líneas de expresión, eleva cantos externos oculares y aumenta la distancia entre las cejas y el párpado superior, viéndose más luz alrededor de los ojos ya que aumenta su apertura.

Hacemos dos sesiones anuales y otras dos sin cargo para mantener efectos constantes. Por lo tanto, garantizamos a nuestros pacientes una actividad de la misma mínima de seis meses. La toxina botulínica no rellena, eso es un error habitual en la población que confunde ésta sustancia con otra que rellena. Lo que si puede producir es paralización y caras hieráticas si se utilizan dosis para ello. Ya hemos dicho que nosotros jamás paralizamos.

Utilizamos un novedoso y exclusivo tratamiento que consigue realmente el objetivo deseado por el doctor y el paciente que es la recolocación de la cara, cuello y cejas, debido al efecto de la caída por la fuerza de la gravedad.

Es distinto a todos los métodos de hilos existentes hasta el momento. La peculiaridad estriba en que las suturas reabsorbibles tienen unos conos insertados en su longitud sujetos entre dos nudos que al ser introducidos entre el plano de la piel y del músculo, es decir la grasa subcutánea, ejercen una acción elevadora mejorando los surcos nasogenianos, la altura de los pómulos y la caída del arco mandibular.

Así mismo, en el cuello se produce una mejora de la caída del mismo y un retensado de la piel. Es fantástico el efecto de elevación de las cejas de resultado inmediato y colocación imperceptible de las suturas en la frente

Conseguimos el efecto en el acto y con el paso de los meses mejora aún más.

Normalmente la reincorporación a la vida social y laboral es inmediata. Las secuelas después del tratamiento son ínfimas ya que trabajamos en la línea capilar y el pelo oculta los microscópicos orificios que practicamos para introducir las suturas por lo que no queda casi ninguna marca.

Es una sutura que está presente incluso dos años después de ser colocada por lo que la duración del efecto del tratamiento es el más largo en el tiempo respecto a los otros tipos de hilos que hay en el mercado.

Las suturas están hechas con un material completamente reabsorbibles (ácido poliláctico) es conocido por usarse desde hace muchos años en varios procedimientos médicos como, cirugía cráneo-facial y cardiología,

El tratamiento se realiza bajo anestesia local, es ambulatorio, es seguro, efectivo, y evita pasar por el quirófano.

El objetivo de MÉTODO RAIL

es conseguir unos resultados basados en la ARMONÍA, la NATURALIDAD y el RESPETO A LA IDIOSINCRASIA de cada persona.

Déjenos sus datos de contacto y sus preferencias en cuanto a fechas para sus visita y nos ponderemos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.